50109548353_7fba6f4d69_k_edited.jpg

Gobernanza participativa

Trabajamos con líderes de las comunidades y actores locales. Buscamos líderes interesados en restaurar el paisaje y les brindamos herramientas y recursos para identificar problemas que puedan resolver. Ellos conocen la realidad de su entorno, por eso son los más adecuados para motivar a la restauración del paisaje agrícola, el fortalecimiento de las capacidades de las personas para enfrentar los efectos del cambio climático y garantizar su seguridad alimentaria.

Asimismo, construye mecanismos de gestión colaborativa para que las organizaciones comunitarias y sus líderes, junto con los gobiernos locales e instituciones del Estado, formulen políticas públicas y asignen los recursos que se necesitan.

50109545123_8d24155be8_k.jpg

Economía Social

Nuestra apuesta es por una economía renovada. Buscamos un desarrollo humano integral, una sociedad dinámica, inclusiva y equitativa que valore las contribuciones de todas y todos.

Cree en una economía social que dinamiza los mercados agropecuarios locales, donde las personas proveen y comercializan bienes y servicios a nivel local, generando empleos e ingresos para la población rural.

La meta es que los agricultores aumenten los ingresos que resultan de su trabajo diario, mientras brindan empleo a otras personas, en especial a la juventud.

50373557287_024c1c56db_k.jpg

Gestión local de los

recursos hídricos

Las fuentes de agua en El Salvador están amenazadas por prácticas agrícolas insostenibles que se llevan a cabo en las cuencas hidrográficas. Para garantizar la seguridad hídrica en El Salvador, es necesario proteger las fuentes de agua mediante prácticas agrícolas sostenibles.

La gestión de recursos hídricos es complicada, porque el agua es requerida por diferentes actores para múltiples usos. RAÍCES El Salvador busca reunir a estos actores para analizar los problemas, y luego proteger y administrar las fuentes de agua de manera equitativa y sostenible.

50026405558_bee4c47d0f_k (1).jpg
50110114071_0b253ae9e0_k.jpg

Gestión colaborativa

para el paisaje agrícola

Ahuachapán

El Comité Gestor de Paisajes de Ahuachapán está integrado por hombres, mujeres y jóvenes líderes comunitarios. A través del trabajo participativo y articulado, planifican y ejecutan acciones de desarrollo enfocados en agricultura, agua, medio ambiente, organización e incidencia, tomando en cuenta las problemáticas enfrentadas y el contexto del territorio como temas estratégicos claves para la restauración del paisaje.

En el 2021, de forma participativa e integradora, los diferentes liderazgos y actores locales que conforman el Comité Gestor de Paisajes, formularon el Marco Conceptual y Plan de Acción desde un análisis de la problemática local y las posibles soluciones, asegurando la participación de todos los actores claves que trabajan por la restauración del paisaje agrícola.

Chalatenango

 

En Chalatenango, RAÍCES contribuye con esfuerzos locales liderados por agencias y grupos organizados en el departamento, por lo que una meta es apoyar y ampliar un sistema multiactor de extensión agrícola a largo plazo y enfocado en los pequeños agricultores.

Con CENTA nos coordinamos junto a tres agencias más para brindar asistencia técnica a productores en los rubros de granos básicos, frutales, hortalizas y ganadería, con un importante interés de trabajo con mesas agropecuarias a nivel municipal. La mancomunidad La Montañona está conformada por siete municipios que comparten una cordillera donde se busca fortalecer acciones de restauración y gobernanza del agua. Con Cáritas Chalatenango, y con la participación de diversos actores locales, RAÍCES acompaña diversas actividades en unos 12 municipios.

Morazán

 

En el oriente de El Salvador, RAÍCES se enfoca en 15 municipios de los departamentos de Morazán y San Miguel, ubicados dentro de la cordillera de Cacahuatique, la cual abastece de agua a 15 municipios de la zona. Los aliados de RAÍCES en Morazán han logrado establecer estructuras de gobernanza local que involucran a los gobiernos locales, las cooperativas agrícolas y los líderes comunitarios. Estas estructuras de gobernanza han logrado que la gestión de los recursos hídricos sea una prioridad para los gobiernos municipales.